OTAN y Estados Unidos hablan de 'encontrar una solución política' y de los derechos de las mujeres en Afganistán - LUMACASTEREO | RADIO Y TV INTERNACIONAL

RECIENTES

Radio online

domingo, agosto 15, 2021

OTAN y Estados Unidos hablan de 'encontrar una solución política' y de los derechos de las mujeres en Afganistán

Los talibanes están preparados para tomar el poder en Afganistán, pero los funcionarios de la OTAN y de Estados Unidos todavía creen que se les puede regañar para que se comporten bien. La OTAN está pidiendo una "solución política", mientras que la principal demócrata Nancy Pelosi quiere mujeres "en la mesa".

La retirada de Estados Unidos de Afganistán después de 20 años precedió a un avance relámpago de los militantes talibanes. Tomando provincia tras provincia y ciudad tras ciudad en los últimos días, a menudo sin disparar un solo tiro cuando el Ejército Nacional Afgano financiado por Estados Unidos se rindió, las fuerzas talibanes llegaron a la ciudad capital Kabul temprano el domingo para negociar la rendición del presidente Ashraf Ghani y el traslado de poder.

Con su ejército derrotado o rindiéndose y Estados Unidos evacuando apresuradamente a sus diplomáticos de la ciudad, Ghani no está negociando desde una posición de fuerza, y todo lo que queda por decidir son las condiciones de su rendición. No obstante, los observadores externos siguen insistiendo en que los talibanes pueden verse influidos por declaraciones oficiales y acusaciones políticas.

La OTAN insistió el domingo en que mantendrá una presencia en Kabul y mantendrá en funcionamiento el aeropuerto de la ciudad, dijo a Reuters un funcionario de la alianza. “La seguridad de nuestro personal es primordial y seguimos ajustándonos según sea necesario”, afirmó el funcionario. "Apoyamos los esfuerzos afganos para encontrar una solución política al conflicto, que ahora es más urgente que nunca".

Los esfuerzos para llegar a una solución política ya han estado en marcha durante algún tiempo, con representantes de los talibanes y del gobierno afgano reunidos en Qatar de forma regular durante varios meses. Estas conversaciones concluyeron antes del fin de semana, con enviados de Estados Unidos, China y otros estados pidiendo una solución pacífica, un llamado rápidamente redundado por el avance de la guerra relámpago de los talibanes en Kabul. Los talibanes prometieron hace un mes presentar un plan de paz por escrito al gobierno afgano esta semana, pero nunca lo hicieron, evidentemente optando por tomar lo que pudieran por la fuerza antes de hablar de paz.

La OTAN ha emitido declaraciones similares en los últimos días. El secretario general Jens Stoltenberg declaró el viernes que "los talibanes deben entender que no serán reconocidos por la comunidad internacional si toman el país por la fuerza", haciéndose eco del tono de la Casa Blanca del presidente estadounidense Joe Biden, donde advirtió la secretaria de prensa Jen Psaki. los militantes islamistas la semana pasada que "necesitan hacer una evaluación sobre cuál quieren que sea su papel en la comunidad internacional".

Cualquiera que sea la forma que adopte el acuerdo entre los talibanes y los restos del gobierno de Ghani, Estados Unidos ha dejado en claro que no intervendrá militarmente a menos que su personal sea atacado al salir. Su salida se ha acelerado en los últimos días, y el secretario de Estado Tony Blinken le dijo a CNN y ABC el domingo que la embajada de Estados Unidos estaba siendo abandonada y el personal se estaba trasladando al aeropuerto de Kabul, asegurando todo el tiempo a los espectadores que la ruta "evidentemente no es Saigón". una referencia a la retirada en pánico de Estados Unidos de Vietnam del Sur en 1975.

Los legisladores en Washington han seguido haciendo demandas a los talibanes, a pesar de que tanto Biden como Blinken han declarado repetidamente que la participación de Estados Unidos en Afganistán ha terminado. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, emitió una declaración el sábado por la noche en la que pedía a los talibanes que "tuvieran mujeres en la mesa" cuando se llegara a una solución política, advirtiendo al grupo que "el mundo está mirando".

Los talibanes han prometido que las mujeres afganas no se verán privadas de oportunidades laborales o de educación cuando el grupo militante llegue al poder, con la condición de que permanezcan ocultas en público, según la ley Sharia. Sin embargo, incluso si incumplen esta promesa, Pelosi, Blinken, Biden, Stoltenberg y una gran cantidad de occidentales preocupados probablemente harán poco en respuesta, aparte de emitir más respuestas de regaño mientras la bandera del Emirato Islámico de Afganistán ondea sobre Kabul.

En el momento de redactar este informe, parece que está al alcance de la mano una solución que favorezca por completo a los talibanes. El presidente Ashraf Ghani salió de Kabul y, según informes, se dirigía a Tayikistán. Militantes talibanes han entrado en la capital, diciendo que se estaban apoderando de los puestos abandonados por la policía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja Tu Comentario A Lumacastereo