¿Cuáles son las leyes que rigen a la banca digital y a la banca tradicional? - LUMACASTEREO | RADIO Y TV INTERNACIONAL

RECIENTES

Radio online

lunes, enero 13, 2020

¿Cuáles son las leyes que rigen a la banca digital y a la banca tradicional?




Aunque la banca tradicional y la banca digital tienen la misma columna vertebral, hay leyes y normas que se ajustan a las características propias de cada una para brindar un proceso de mayor transparencia y control de cada una.
Las leyes, normas, circulares y demás reglamentaciones les permite a los sectores productivos fijar los parámetros necesarios para que puedan funcionar y desarrollarse de manera equilibrada para todos los actores que hacen parte de cada sector.
En el caso del sistema financiero colombiano, hay varias instituciones y leyes que lo regulan, y que están alojadas en la Constitución Política, circulares de la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC), decretos y sanciones presidenciales que permiten, no solo la expansión del sector, sino una gestión más transparente entre los consumidores, las entidades financieras y el Gobierno Nacional.
Es así como la Constitución Política, en el Artículo 335, indica que “la actividad financiera, bursátil y aseguradora, en la medida que implica el manejo, aprovechamiento e inversión de recursos de captación, es una actividad de interés público; por tal razón, este tipo de actividades pueden ser ejercidas solamente con previa autorización del Estado, de acuerdo a las condiciones que la ley exija”.
Por su parte, la Superfinanciera explica que en el país hay cierta libertad para que los establecimientos de crédito puedan ofrecer diferentes canales de distribución de sus servicios financieros, pero que éstos deben estar regulados para tener un mayor control de todos los movimientos que ronden al sector.
Así mismo, en el Artículo 150, la Constitución Política de 1991 establece que le corresponde al Congreso hacer las leyes, a través de las cuales ejerce, entre otras, la función contenida en el literal d) del numeral 19:
“Dictar las normas generales, y señalar en ellas los objetivos y criterios a los cuales debe sujetarse el Gobierno para los siguientes efectos:
d) Regular las actividades financiera, bursátil, aseguradora y cualquiera otra relacionada con el manejo, aprovechamiento e inversión de los recursos captados del público”.
De acuerdo con el artículo de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria), los decretos, resoluciones y leyes que rigen al sector financiero están organizados jerárquicamente así: 
“En primer lugar por la Constitución Política de Colombia; en segundo lugar, las leyes marco expedidas por el Congreso de la República; las leyes ordinarias; las resoluciones y cartas circulares que expide el Banco de la República en desarrollo de sus funciones; y los decretos con fuerza de ley que expide el Gobierno con base en facultades extraordinarias como el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero”. 
Por otro lado, “se encuentran los decretos reglamentarios que expide el Gobierno en desarrollo de las leyes marco y, finalmente, las circulares y resoluciones que expide la Superintendencia Financiera en ejercicio de su actividad de inspección y vigilancia”, indica el documento de la Asociación Bancaria.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque la mayoría de las leyes y normatividad en general es compartida tanto por la banca digital como por la tradicional, también se han creado normas que se ajustan al contexto de cada una, específicamente:
Existen varias reglamentaciones que se encargan de regular el camino de la banca digital colombiana. De acuerdo con la Superintendencia Financiera, en los últimos años se han implementado diversas soluciones tecnológicas para que el usuario administre sus productos y utilice los servicios ofrecidos por estas entidades, para que éstas a su vez sean vigiladas y controladas de la misma forma que pasa con la banca tradicional.
La transparencia y regulación son altamente necesarios para superar los retos que trae consigo la transformación digital. El estudio de KPMG “Diez desafíos regulatorios clave de 2019”, asegura que capital y liquidez; regulación diferenciada; responsabilidad penal corporativa; gobierno corporativo y controles; protección al consumidor financiero; protección de datos personales; ética y conducta; cumplimiento; ciberseguridad y riesgo de crédito son los elementos en los que el sector financiero debe poner especial atención en su proceso de transformación.
Por esta razón, la SFC, las entidades financieras y sus canales digitales deben cumplir con los estándares necesarios de seguridad y calidad para garantizar un manejo adecuado de la información y sus procesos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja Tu Comentario A Lumacastereo